destacadasmaternidadniñosviñeta

PERDIENDO LAS FORMAS

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

No solo las de orden y decoro, sino la de la faja cárnica y el tetamen, pero sobre todo la lorza de carne sobrante tras haber servido de habitáculo a ciertas criaturas que ahora pululan libremente como si hubieran nacido por esporas.
Mecagoenlamadrequelosparió, ahora que no me oye.

 

El caso es que una proyecta su futuro en esas madres que vuelven a recuperar su cuerpo serrano (o más bien york, porque jamón, jamón, sí… pero sin tocinico), y se despreocupa haciendo sordera selectiva y fijando a fuego el mensaje: tranquila, que todo vuelve a su sitio.
Nada volvió. Nunca.

Tampoco ayuda que trabaje cientomil horas sentada, que tenga la cocina a tres pasos y el gimnasio a 3km… aquí el orden de los factores altera un poco el producto.
Y… el producto soy yo, esa madre con lorzas que vive en un continuo “mañana me pongo“, que guarda una maleta en lo alto del armario que reza “Talla 38” y que, ilusa de mí, me niego a condenar al ostracismo…
Mientras, el mundo grita en titulares:

“mil trucos para perder 156 kg en 3 horas” 

o

acepta tu cuerpo y quiérete para que te quieran los demás”.

Vamos, no me jodas.
Yo, quererme, me quiero, pero no quiero convertirme en una señora mayor con chepa, andando despacico por el dolor de rodillas y dejando escapar el pis cada vez que me río. Es más, ahora mismo no tengo la energía suficiente para ir al  ritmo de mis críos:

todos a trepar montañas / mamá con la lengua fuera.
venga que te enseño a montar en bici / y ahora a ver quién te pilla.
senderismo de 2 horasel porteo del deslome
vamos todos al agua / espíritu de Pamela Anderson, ven a mí, que “meseahogan”

Ahí es donde quiero ir, “haz lo que yo diga, no lo que yo haga“, no te abandones al cansancio y la pereza y recupera la faja abdominal después de parir, que luego esos bebés inmóviles van cogiendo kilos por minutos, empiezan a andar y tus riñones se resienten, empiezan a correr y tu tiempo de reacción y aceleración tiene que sobrepasar a Ferrari para evitar desastres mayores (y es que, lo sabéis, los niños pasan el día buscando la muerte).

No puedo con mi vida, no puedo con mi cuerpo, me pesa y va lento, y eso no me permite ir al ritmo que me gustaría, no me permite vivir mi maternidad como yo quiero, acompañar a mis hijos en sus carreras, baños, escaladas, y demás.

Y yo quiero…

No sé si me estoy explicando, no estoy incitando a nadie a adelgazar, ni a engordar, ni a ná de ná, yo no tengo la verdad, solo preguntas, y en este caso, mi duda es:

¿quién cuida al cuidador?

A muchas de nosotras se nos olvida que primero nos ponemos la mascarilla de oxígeno en el avión, y luego se la ponemos al niño, y que eso no implica desatender al otro, sino asegurar que te vas a poder hacer cargo de él, y aunque cueste ver la conexión, aquí la absoluta protagonista es la faja abdominal.
La mía ahora mismo es un blandi-blup, y lo peor es que la espalda se resiente, las rodillas craquetean, la energía vital se atrofia… y sé que es mea culpa por abandonar ese pilates e hipopresivos que tanto bien me hacían.

Dicen que para reforzar las rutinas está bien hacerlas públicas, así hay un compromiso social al que te ves ligada y al que cuesta más fallar.

¿Nos comprometemos? ¿damos prioridad a nuestros cuerpos? ¿cuidamos al cuidador?

Las que ya estéis en ello, dadnos ánimos, esperanzas y envidia sana.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Tags:

20 comments

  1. Ayyyyyyyyyy amiga, que me veo reflejada en todo lo que dices una vez más pero es que cuesta tantísimo sacar ese tiempo que tanto echas en falta para otras cosas que así se siguen quedando las barrigas fofas y flácidas y las espaldas torcidas y doloridas, esperando a que algún día las volvamos a hacer caso y yo solo espero que ese día no sea ya demasiado tarde…

    1. ese día HA LLEGADO, no sé cómo, pero voy a encontrar la fórmula para hacerlo posible…
      Los hábitos, al final siempre son los hábitos…

  2. ¡¡Cuánta razón!! Me has recordado que es un propósito de año nuevo y la verdad es que llevaba bastante bien (vale, relativamente bien) hasta que me obligaron al reposo relativo…

    Pero venga, en cuanto termine mi historia fatal me pongo a ello, que hacerlo en grupo mola más 😉

    1. Cuando todo pase te sales a los verdes montes a retomar la vida verde de las hadas… y los hipopresivos.

  3. Qué necesitas cari? Un reto para ponernos en forma o algo así?

    1. Pues no estaría de más el de los hipopresivos, pero se necesita una primera clase con un profesional… llama a la reina del suelo pélvico niquelao y motivamos a toda la comunidad madresférica… jijiji
      Yo voy a intentar hacerlos miestras te escucho in the morning, a ver qué sale, que pillarme a mí en ayunas es difícil…

  4. Uffff… es tan difícil que las cosas vuelvas a su lugar (como mínimo)… pero es que joder, hemos fabricado un ser humano (algunas más de uno), deberíamos darnos tregua. Pero no, entre la presión social mundial, las otras mamás que parece que no han cogido un kilo en el embarazo, y la que nos ponemos nosotras mismas…

    Pero si. Es importante ponerse en forma. No por la estética. Para disfrutar.

    🙂

    1. Oleeee, a eso me refería, a que el toque no me lo ha dao la panza, sino la espalda y el atrofiamiento en picao que llevo experimentando estos años de crianza…
      Tú a currar, que estás fabricando pulmones, riñones y un corazón gigante, a mí ni caso ahora… pero no te me despistes.

  5. Ay Dios! Si es que soy yo totalmente. Mi compromiso público para poner remedio fue empezar a escribir un blog. Jajajajaja… Eso sí, las lorzas y el “no puedo con la vida” siguen ahí. Pero vamos que no solo te apoyo sino que voy a retomar el mio. XD
    Por cierto me ha encantado lo de las mamás somos fuertes por dentro! Me lo apunto para soltárselo a más de un@!

    1. Venga, espaldas rectas y a trepar árboles, y si nos pesa algo, que sea la guapura!

  6. Ay, totalmente de acuerdo. De hecho creo que tengo la barriga más fofa que antes del embarazo. No hay derecho! Tengo una relación amor-odio con ellas. Luchan contra mí para no irse. Preciosa la viñeta de que somos fuertes por dentro. Real como la vida misma.

    1. Yo estoy peor que nunca, hasta cuando hice la viñeta de la barriga blandita estaba mejor que ahora… qué abandono tan injusto…Ánimo, compañera!!

  7. Toda la razón!! Cuidarnos es importante y me has contagiado de esas ganas!!

    1. Mañana mientras escuchamos Buenos días Madresfera, hipopresivos!

  8. Me encantas!!!! y que reflejada me veo en el post!
    La energía de #Gusanito y sus ansias por desafiarme y comerse el mundo me desbordan y más ahora con la barriga de 6 meses.
    Te tomo la palabra! Vamos a cuidarnos! yo he empezado andando al menos 8 km al día. pero me apunto a un bombardeo!! jeje
    Un abrazaco!!!!

    1. ay, qué bien… sí, dejar de desplazarme en coche puede ser una buena primera opción… trayectos a pie y a jugar a pillar con ellos!
      Abrazaco recibido y reciproceado.

  9. En Francia trás el parto tienes sesiones de fisioterapia para recuperar el suelo pélvico y la cintura abdominal trás el embarazo que son gratuitas. Yo la shice y reconozco que me parece una iniciativa estupenda.

    Así que, ¡ánimo chicas!

    Un saludo

    1. Pues sí, hay que meterlo aunque sea en “educación maternal“ y priorizar sobre ese tema. Qué avanzadicos en ese tema. Un abrazo enorme.

  10. Me veo tan reflejada…. Me ha encantado la de las mamis somos fuertes por dentro…. Me la apunto!
    Yo no sé si un reto o publicarlo en algun sitio me servirá, però necesito hacer un cambio! Tengo el proposito pero no encuentro nunca el momento….. Al menos sé que no estoy sola, mal de muchos consuelo de tontos, que dicen… En fin, gracias!!

    1. Yo también necesito incorporar el hábito, y la única solución va a ser priorizar, visualizarme como una señora mayor con chepa y empezar a ponerle remedio… ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *